El de la fotografía soy yo, Martí Roca, nací en Barcelona el once de Mayo de 1971. Tras un pequeño periplo por Barcelona y Mallorca, a los 11 años llegué a Terrassa. Desde el verano del 82 he vivido, estudiado, crecido en mi ciudad y ejercido de egarense participando activamente en la vida cultural a través de varias asociaciones.
Una vez finalizado el instituto, y como supongo que sucede a muchos jóvenes, no tenía nada claro hacia dónde debía enfocar mis estudios, por lo tanto me decidí por estudiar la diplomatura de turismo que abarcaba un amplio espectro de materias, desde idiomas y geografía hasta economía y marketing.

Durante estos años es cuando comienza mi enamoramiento hacia la gestión empresarial y que, poco a poco, he ido profundizando y enfocando hacia las ventas, marketing y estrategia.

Durante mi carrera profesional, realizada en varias empresas, y mayoritariamente en departamentos de comercio exterior he ampliado mi formación con postgrados y masters:

  1. Postgrado en Calidad de servicio (UOC)
  2. Postgrado en marketing estratégico (ISM – ESIC)
  3. Máster ejecutivo en dirección de Marketing (EADA)
  4. Postgrado en Online Marketing (EADA)

Mi trayectoria profesional siempre ha estado en el entorno de la PYME, pero en empresas con una clara vocación de internacionalización, y este hecho junto con mi formación me ha permitido adquirir una gran experiencia en el proceso de internacionalización. Es cierto que normalmente las PYMES disponen de escasos recursos, pero a la vez son empresas muy ágiles a la hora de tomar decisiones o rectificar errores. Esta realidad nunca ha representado un freno, sino un aliciente para encontrar nuevos caminos para acceder a los diferentes mercados.

Los 14 años dedicados al comercio exterior me han dado amplios conocimientos de diferentes mercados alrededor de los 5 continentes. He participado en numerosos proyectos de cooperación empresarial, definido estrategias para abrir nuevos mercados o desarrollado productos diseñados para satisfacer necesidades de mercados específicos; definir planes anuales de acción a nivel de departamento o de país y sobre todo, lo que para mí es más importante, adquirir una gran experiencia en el día a día de un departamento de exportación de una PYME.

Ahora quiero compartir estas experiencias con otras empresas, por lo que el último episodio de mi historia ha sido la creación de nemhi. Conjuntamente con 5 socios asesoramos las empresas que quieren comenzar su proceso de internacionalización, ofrecemos servicios relacionados con el comercio exterior, hacemos formación y en algunos casos asumimos la acción comercial convirtiéndose en el departamento de exportación.
El siguiente capítulo está por escribir, el comercio internacional ofrece tantas oportunidades que seguramente nos acabaremos enfrascando en nuevas aventuras.